domingo, 27 de mayo de 2007

Heroico rescate de una mujer que sufrió un edema al escalar el Everest

Por medio del periódico argentino Clarin leemos esta noticia y la realidad es que esta mujer ha tenido mucha suerte. A esas altitudes es muy complicado rescatar a nadie, porque cada uno tiene bastante con "rescatarse a si mismo".

Un total de 6 guías fueron los que bajaron a Uma Bista, la mujer nepalesa, desde los 8.300 m. de altitud en la ruta al Everest, hasta los 7.300 m. del Campo III, en las laderas del Lhotse.

Veamos algunos extractos de esa noticia:

Pero el descenso fue por Lhotse, una zona afamada por lo "traicionera": "Ese sector tiene pendientes abruptas que terminan en abismos. Cuando uno está descendiendo, está en el límite de su exigencia física porque ya ha entregado su energía en el ascenso. Si uno resbala en esas laderas, las consecuencias son fatales", explicó a Clarín Heber Orona, un argentino que escaló el Everest en 1999 sin tubos de oxígeno. ¿Por qué es un rescate heroico? "A esa altura es muy difícil bajar a alguien porque la persona está con 'peso muerto'. Por la falta de oxígeno, alguien que está a 8.000 metros está tan aislado como en la Luna", le contó a Clarín Tommy Heinrich, el primer argentino que, en 1995, llegó a la cumbre.

Las comunicaciones satelitales del guía Dave Hahn quedaron plasmadas en un sitio web: "Nos topamos con una mujer que estaba sufriendo un edema cerebral. Horas después, cuando estábamos iniciando el descenso veíamos la ruta de unos escaladores, en Lhotse, justo debajo nuestro. Desafortunadamente, vimos a una escaladora caer cerca de mil metros. Fue terrible verlo. Esa escaladora murió. Eso estuvo en nuestras mentes mientras tratábamos de bajar a nuestra víctima".

(...)

Todavía no se sabe si los compañeros de la mujer la abandonaron para completar su sueño o si la dejaron para buscar ayuda. En lo que es un dilema ético para los montañistas, Heinrich opinó: "Contratar un guía para subir al Everest puede costar entre 60 y 75.000 dólares y el permiso para escalar, otros 10.000. Por eso algunos sólo quieren hacer cumbre y no miden si alguien del grupo puede seguir. Decidir bajar cuando falta poco es más difícil que tomar la decisión de subir".

Si habéis seguido la serie de documentales Everest, Beyond Limit que han emitido por Discovery Channel, veréis que les ocurre algo similar: encuentran a un montañero moribundo, David Sharp, mientras bajaban, aún cerca de la cima, y deciden que tienen que dejarlo allí porque no tienen ni capacidad ni posibilidad de rescatarlo y descenderlo... cosa que ha traido bastante controversia. También algunos de los participantes de esa expedición están a punto de seguir ese mismo camino por empeñarse en seguir cuando no tenían casi fuerzas ni para bajar...