domingo, 20 de diciembre de 2009

Código Ético de la Montaña

El pasado 11 de diciembre la UIAA ha publicado la Declaración de Ética de Montaña para conmemorar el Día Internacional de las Montañas. La Declaración enuncia la ética de la deportividad, el respeto de las culturas y el cuidado del medio ambiente, y fue aprobado en la Asamblea General de la UIAA el 10 de octubre.

Aquí lo tenéis:

Código ético de la UIAA

1. Responsabilidad individual

Los montañeros y escaladores practican su deporte en situaciones en donde existe un riesgo de accidente y en donde la ayuda externa puede no ser posible. Con esto
en mente, ellos se implican en esta actividad a su propio riesgo y son responsables de su propia seguridad. Las acciones de cada uno no deben poner en peligro a aquellos que los rodean y no deben dañar el medio ambiente. Por ejemplo, fijar anclajes en vías nuevas o ya existentes no puede ser tomado automáticamente como algo aceptable.

2. Espíritu de equipo

Los miembros de un equipo deben estar preparados para realizar sacrificios para equilibrar las necesidades y habilidades de todo el grupo. La escalada será invariablemente más exitosa cuando los miembros del grupo se apoyan y se animan los unos a los otros.

3. Comunidad de escaladores y montañeros

Cada persona que nos encontramos en las montañas o en una pared de roca se merece todo nuestro respeto. Incluso en los lugares más remotos y en las situaciones de mayor estrés, debemos siempre tratar a los demás tal y como queremos ser tratados nosotros.

4. Visitando países extranjeros

Cuando estamos en países extranjeros, debemos siempre comportarnos con educación y con moderación. Debemos mostrar consideración a las personas del país y su cultura –somos invitados, y ellos son nuestros anfitriones. Debemos respetar las costumbres éticas y estilos de la escalada en el lugar y nunca taladrar agujeros o colocar anclajes fijos en donde existe tradición ética contra ello, o en donde no existe tradición ética local. Respetaremos las montañas sagradas y otros lugares también sag
rados y siempre buscaremos la manera de beneficiar a las economías locales y las personas del lugar. Comprender las culturas extranjeras es parte de una completa experiencia montañera.

5. Responsabilidad de los Guías de Montaña y otros lídere
s

Los guías de montaña profesionales, otros líderes, y los miembros de los grupos que guían deben tener claro sus respectivos roles y respetar las libertades y derechos de otros gru
pos e individuos. En esta declaración reconocemos los altos estándares de práctica alcanzados por el propio cuerpo profesional de Guías de Montaña.

6. Emergencias, moribundos y muerte

Debemos estar preparados para emergencias y situaciones que desemboquen en accidentes serios y muertes. Todos los participantes en deportes de montaña deben entender claramente los riesgos y peligros y necesitan tener los conocimientos y habilidades adecuadas, así como el equipo necesario. Es necesario estar listos para ayudar a otros en caso de emergencia o accidente y también para afrontar las consecuencias de una tragedia. Se espera que los operadores comerciales en particular adviertan a sus clientes de que sus objetivos puedan tener que ser sacrificados para asistir a otros que lo necesiten.

7. Acceso y conservación

Creemos que la libertad de acceso a montañas y paredes de una forma responsable es un derecho fundamental. Siempre debemos realizar nuestras actividades de una forma sensible con el medio ambiente y debemos ser proactivos en la preservación de la naturaleza y el paisa
je. Debemos siempre respetar las restricciones y regulaciones de acceso consensuadas entre los escaladores, las organizaciones conservacionistas y las autoridades.

8. Estilo

La calidad de la experiencia y como resolvemos un problema es más importante que nuestro éxito. Debemos siempre esforzarnos por no dejar traza en las paredes de roca o en la montaña.

9. Primeros ascensos

El primer ascenso de una montaña es un acto creativo. Debe ser completado de manera que sea al menos tan bueno como el estilo y las tradiciones de la región. La manera en la que la escalada ha sido conseguida debe ser reportada con exactitud.

10. Esponsorización, publicidad y relaciones públicas

La cooperación entre espónsors y montañeros o escaladores debe ser una relación profesional que sirva a los mejores intereses de los deportes de montaña. Es responsabilidad de la comunidad de deportes de montaña educar e informar tanto a los medios como al público de una manera proactiva.

11. Uso de oxígeno suplementario en montañismo

El uso de oxígeno suplementario en alpinismo de altura ha sido debatido durante años. En este debate, diferentes aspectos deben ser tenidos en cuenta, tanto aspectos médicos como consideraciones éticas. Los aspectos médicos deben ser una preocupación primordial para todos los montañeros. Las consideraciones éticas es mejor dejarlas a cada montañero individual, a condición de que, si un alpinista emplea oxígeno, debe tener un plan para que las botellas sean sacadas de la montaña.

12. Expediciones comerciales guiadas de altura

Se espera que los operadores comerciales, especialmente aquellos sin cualificación, que intenten ochomiles o picos similares que ofrecen pocas posibilidades de rescate, sepan ver las limitaciones de los clientes a su cargo. Todos los esfuerzos deben estar destinados a garantizar la seguridad de esos clientes y también deben ser advertidos de que los planes pueden tener que ser cortados para ayudar a otros que se encuentren en apuros en la montaña

La UIAA es la Federación Internacional de Montañismo y Escalada. Juntamos a millones de hombres, mujeres y niños unidos por su pasión por las montañas.




Para bajarse el Mountain Ethics Declaration.